¿Qué es lo que le aportaría el Interim Legal Management a mi empresa?

En no pocas ocasiones las compañías en general, o más en particular las diferentes unidades de negocio de una empresa, se ven inmersas en situaciones comerciales o del día a día, con trascendencia legal, independientemente del escenario temporal, que exigen a quienes tienen capacidad decisoria determinar si tales casuísticas requieren o no de asesoramiento externo. Ello parece fácil, además de intuitivo, pero no lo es tanto desde el momento en el que el mercado indica, de manera clara y nítida, que la elección del asesor en ocasiones marca la diferencia. Es este el momento en el que debemos plantearnos si los despachos de abogados “al uso” son la respuesta a la necesidad del cliente, que es quien finalmente debería erigirse, se mire como se mire, y aunque en ocasiones parezca lo contrario, en el protagonista del asesoramiento. Lo cierto es que los problemas con trascendencia legal a los que nos referimos, y que profundizaremos en otros blogs que podrá encontrar en nuestra web, tengan un devengo temporal mayor o menor como decimos, requieren por su puesto de un profundo conocimiento del Derecho, pero no perder la perspectiva, en el entendido de que cuando de asesorar a unidades de negocio se refiere, entender el qué, el por qué y sobre todo el cómo, es definitivo a la hora de dar solución al problema o cuestión de que se trate.

 

Así las cosas, la experiencia dicta, sin el menor asomo de duda, que un Interim Legal Manager, un profesional del Derecho interino, que conoce las implicaciones cotidianas del negocio o del sector, tiene una notable capacidad de adaptación y se guía por criterios de practicidad, en ningún caso perderá el tiempo tratando de acreditar o mostrar su magisterio legal, o le dedicará horas (lógicamente facturables) a cuestiones doctrinales terceras que en realidad no aportan nada, sino que desde el primer momento compartirá la visión comercial del cliente, del director comercial, del CEO o del responsable, para, y de manera rápida y certera, y utilizando, eso sí, su conocimiento jurídico como herramienta de trabajo, darle salida a la necesidad de su cliente. En otras palabras, un Interim Legal Manager en todo caso será un apoyo, casi que un empleado más, y en consecuencia un profesional del Derecho que durante el tiempo que sea menester le dará soporte al cliente para acometer lo que el cliente requiera, ni más ni menos. Es esto lo que marca la diferencia, y lo que verdaderamente le aporta al cliente un Interim legal Manager, el conocimiento y la experiencia al servicio de la necesidad del momento, desde fuera o desde dentro, durante dos días o seis meses, y sin perder de vista el objetivo del cliente, sea cual sea, objetivo que lógicamente no se encuentra en la norma sino en el entendimiento de la casuística que en cada momento surge. En la pestaña de Interim Legal Management de esta web encontrará Vd. aquello a lo que nos dedicamos, y sobre todo en lo que creemos.

0
Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *