¿Cuál es la diferencia entre contratar a un Interim Legal Manager y a un empleado a tiempo parcial?

En no pocas ocasiones las empresas ven cómo sus profesionales deben ser despedidos, entran en situación de baja laboral o simplemente renuncian por haber encontrado una oferta mejor, momento en el que evidentemente deben ser sustituidos. Tal circunstancia deja a nivel in-house un periodo vacante en el que, o bien se tienen ya de por sí los recursos necesarios para solventar el imprevisto, o bien se dará una situación temporal de no cobertura de la posición con todo lo que ello conlleva o acarrea en el día a día de la empresa o la unidad de negocio de que se trate en cada momento. Por lo general, las empresas, a la hora de sustituir a sus empleados mientras se enfrentan a la cobertura definitiva de la plaza, tiene dos opciones durante el periodo que corresponda, o reclutar utilizando sus propios medios o los servicios de un headhunter, es decir, contratar a tiempo parcial a un profesional jurídico durante el tiempo que dure la vacante, o decantarse por los servicios de un Interim Legal Manager. Así las cosas, es claro así como indubitado lo que sigue; el empleado a tiempo parcial devengará un salario que estará compuesto por los emolumentos propiamente dichos y la cuota de empresa de la seguridad social, mientras que en el caso del Interim Legal Manager sus honorarios, que no salario, estarán determinados por el importe correspondiente así como el IVA, que en ningún caso y en última instancia constituye gasto alguno para la empresa, ya que el mismo irá como un impuesto soportado a la declaración trimestral correspondiente.

 

Por tanto, la conclusión no puede ser más evidente en principio, dejando de lado mejores opiniones; contratar a un Interim Legal Manager resulta para la empresa más barata, sobre todo si se tiene en cuenta, además del aspecto relativo al mero coste, que el profesional del Derecho interino puede trabajar por horas y a nivel online si ello es necesario dada su experiencia y especialidad, circunstancia esta que reduce aún más si cabe los importes a ser soportados por la empresa. Lo anterior se ve reforzado por el hecho de que en no pocas ocasiones los empleados de índole laboral a tiempo parcial aceptan las posiciones que se les ofrecen mientras de manera simultánea siguen buscando un trabajo con carácter indefinido, lo que puede llevar a la situación consistente en que dicho empleado, si durante su actividad recibe una oferta mejor por indefinida, la termine por aceptar dejando al empleador sin el sustituto que tanto necesitaba. Ello jamás ocurrirá con un Interim Legal Manager, ya que para él la empresa a la que le preste el servicio será un cliente, no solo presente sino también futuro, y en consecuencia acabará el Proyecto siempre y en todo caso, amén de estar disponible para el cliente en ulteriores ocasiones de manera directa y sin pasar por el filtro de reclutadores (ahorro en costes de honorarios de los mismos). Le invitamos a que visite la pestaña de Interim Legal Manager de nuestra web para encontrar más información.

0
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.